Año III. Volumen XVII. Octubre 2012. Bestiario

Alejandra Fernández

 

En este volumen decidimos poner en práctica los principios y procesos de creación que abordamos en nuestro último número. Quisimos dar rienda suelta a nuestra imaginación y sentirnos como aquellos canteros medievales, creadores de faunas tan maravillosas como aterradoras o como aquellos monjes escritores que iluminaban sus códices con bestias nacidas entre los delirios del sueño o la pesadilla. Creamos nuestro propio bestiario.

PERIPLO ofrece un volumen sobre la monstruosidad; un número para experimentar, en toda la extensión del término. El escuadrón más analítico de la embarcación reflexiona sobre las vicisitudes de la experimentación como proceso creativo pero también, en este volumen de PERIPLO, nuestro procedimiento para poner en marcha la creación ha sido experimental. Hemos puesto a nuestros creadores a remar en dirección inversa: en esta ocasión, los textos de escritura creativa (poesía, cuento, microrrelato) surgen de las imágenes que nuestro equipo de ilustración ha ofrecido.

Así, invertimos el procedimiento habitual de creación procurando que la escritura surgiera de alguna de las proyecciones simbólicas de la imagen. En este ejercicio de écfrasis, de suma elegancia semiótica, nuestros Pinceles en la paleta dieron rienda suelta al puño y nuestras Plumas en el tintero sudaron sobre el papel para otorgarles palabras a los signos. Pusimos en contacto a un bestiario (catálogo de imágenes) con un escritor que ha partido de ahí para desarrollar su escritura, en el entendido de que el objetivo no es la mera representación.

btn_pdf

 

Leave a reply