Año II. Volumen X. Agosto 2011. El artificio del traidor

Germán Dotta traición

Desde Judas hasta Clitemnestra, Ganelón o Mata Hari, la figura del traidor ha sido moralmente relegada en nuestras sociedades. Este décimo número de PERIPLO pretende embarcarse en la compleja figura del traidor y los mecanismos que lo auxilian en su misión; artificios nada sencillos que obligan a la creatividad, el pensamiento y la justificación ideológica. Abrirse un camino digno de vivir al margen de la sociedad. Pancista nato, outsider: el traidor no tiene un lugar en el mundo. Escapa a las banderas, él es su propia insignia.

¿Y dónde colocaría Dante a los traidores frustrados? Aquellos que, pretendiendo transgredir los acuerdos que la moral impone, desfallecieron en el intento de traicionar. O los traidores heroicos; personajes cuya lectura a uno u otro lado de la historia condena o glorifica. La nunca ignorada traición del desertor; prudente conocedor de sus límites o altivo egoista que manipula el tablero para salir ileso. Los vanagloriados traidores cuya voracidad los conduce a violar sus derechos de autoprotección sin sacrificarse por algo más grande que sí mismo.

La traición constituye una de las facetas más extraordinarias y cotidianas del espíritu humano; y su proyección en la literatura y el arte nos parece inabarcable. Apelamos desde aquí a dibujar sobre el lienzo algunas pinceladas acerca de la traición y su artificio. Vigilen sus espaldas, la traición se ha consumado.

btn_pdf

 

1 Comment

  1. luis phillips - 6 abril, 2013

    A tiempo de saludarlos quisiera comunicarles que la versión PDF de este número sobre los traidores no corresponde, en esta se encuentra el número siguiente que refiere a geopoesía, espero que puedan reponer este archivo, un abrazo.

Leave a reply